DIEGO NEIRA: LA PROMESA QUE DESLUMBRA EN LA POBLACIÓN SANTA ADRIANA

El joven entrena en la Fundación Futuros Para El Tenis, proyecto que acoge al promisorio valor y que cuenta con canchas de nivel mundial, buscando ser una herramienta para combatir la pobreza.

Cuando se habla de un tenista, siempre se liga a comunas como Vitacura, Las Condes o Providencia. Sin embargo, la historia de Diego Neira da cuenta de las posibilidades de convertir al tenis en un deporte transversal, de la mano de la fundación que llevó este deporte a la población Santa Adriana de Lo Espejo.

El tenista de 16 años es oriundo de Cerrillos, donde hizo sus primeras armas en el deporte. “Me compré una raqueta cuando estaba chico, porque sí. De ahí mi familia me acompañó a raquetear en una cancha de arcilla que había cerca de mi casa. Al tiempo me metí en unas clases dos veces a la semana y me quedé hasta que noté que en ese ambiente no iba a seguir superándome”, dice Neira.

De ahí en más, su camino se cruzó con varias escuelas y clubes de Santiago, hasta que un día conoció a la Fundación Futuros para el Tenis de la Santa Adriana. “Un día vi por internet que se iba a organizar un torneo en la escuela y decidí participar, aparte me quedaba cerca de la casa de mi tía. Ya acá, se me acercó Rodrigo Tapia y me habló del proyecto, entonces decidí unirme”, cuenta.

Tapia es el fundador del proyecto junto a Richard Quintana: comenzó en 2003 y en 2014 se materializó en dos canchas de cemento de primer nivel, con la misma tecnología que se usa en el Masters 1000 de Miami. “Este proyecto es comunitario, no nació del gobierno, ni de la Municipalidad, ni de alguna figura, fue hecho por la Santa Adriana para la Santa Adriana. Yo nací acá y viví la precariedad y las necesidades”, dice Quintana.

Seguir leyendo la noticia en este LINK.

Diego Neira: La promesa que deslumbra en la población Santa Adriana